Permítenos ayudarte a completar esta fantasía tuya con algo inolvidable y con mucho morbo. Explora el mundo de los gigolós y hazlo de una forma que nunca imaginaste, tan solo dejándote llevar y rodeándote de todo el lujo que te mereces, todo para relajarte y conseguir un momento de intimidad y privacidad lleno de clase y estilo propio.

Nuestro trabajo es conseguir crear esos momentos inolvidables llenos de emoción, sensualidad y,  porque no decirlo, de sexo. Que seas capaz de llevar todas tus emociones al límite, un límite que te permita explorar tus fronteras y saber hasta dónde quieres forzarlas, si es eso lo que deseas, o tan solo dejar que tus instintos te guíen en este viaje tan especial que está tan cerca de ti.

Si alguna vez habías escuchado la expresión “soñar despierta” pero nunca la habías experimentado, por fin vas a poder hacerlo. Descubrirás detalles en todo aquello que te rodea, y podrás saber en cada momento la diferencia entre sueño y realidad, pero experimentando ambas cosas a la vez, es una sensación muy especial y que vale la pena experimentar al menos una vez en la vida. Hablamos de sentirse tan a gusto y confortable con uno mismo que seas capaz de dejarte llevar totalmente, y no dejarle un hueco a ningún problema que trate de molestarte. Es un momento en el que solo importas tú, y que dejará un recuerdo imborrable en tu memoria, por lo intenso y especial que va a ser.

Te podemos organizar un paseo en limusina de lujo por Madrid, en plan muy privado, solos tú y el gigoló que hayas elegido para esta cita, de este modo encontrarás en tu acompañante algo que ningún otro hombre puede darte, con gran sofisticación y discreción, siempre a la altura de situaciones tan sugerentes como la que estás a punto de vivir.  Estos paseos pueden ser de 1 hora, 1.5 horas o 2 horas eres tú misma la que decide la duración y tú y solo tú decides cuándo acaba y cuándo empieza.

Muchas ventajas y ningún inconveniente que van a convertir el día que elijas en un día que recordarás siempre con cariño, excitación o cómo quieras que sea ese recuerdo, ya que eres tú quien le va a dar forma con tus decisiones. Unas decisiones que te llevarán sin ninguna duda hasta los lugares más escondidos de la sexualidad.

Siente el placer de disfrutar de los avances de una limusina de última generación en la intimidad con tu nuevo amante. Un chico guapo y atractivo, pero con clase, madurez y experiencia, algo que bien sabes que es muy difícil encontrar en chicos jóvenes.  Mientras paseáis por Madrid y os vais conociendo, podréis disfrutar de una copa de champán, unos bombones, música romántica, una relajada conversación y a partir de ahí vosotros decidís hasta donde queréis llegar.

Hay muy pocas sensaciones que se pueden equiparar a esta tan especial, sentirte a gusto en la comodidad y la intimidad de un vehículo tan espacioso que ofrece tantas posibilidades que te van a parecer ilimitadas. Seguro que una vez estés dentro y disfrutando de la agradable compañía del gigoló de tus sueños las horas te van a parecer minutos, y no querrás que acabe nunca vuestra cita.

Porque si algo sabe un gigoló es conseguir que estés a gusto y relajada desde el primer momento de vuestro encuentro, y eso lo va a conseguir usando todas las habilidades que tan solo se encuentran en los hombres más maduros y atractivos. Una galantería sin precedentes que te hará sentir como una reina, una clase y un estilo que no se ven fuera de los círculos sociales más clásicos y un buen gusto por las cosas de la vida dedicada a saborear los sentidos. Una vida de la que querrás formar parte al instante, y de la que no querrás salir nunca.

Es algo que parece sacado de una película, y que seguro creías que no podías experimentar en realidad, pero deja de sorprenderte porque es un servicio muy real y demandado, ya que ofrece unas sensaciones sin igual que muy pocas experiencias se atreven o intentan igualar. La compañía más selecta en el ambiente más selecto, todo dispuesto y en su sitio para que disfrutes sin prisas de la mejor cita de tu vida con un hombre de ensueño.

Esta situación te sorprenderá positivamente. Siéntete por un día como Julia Roberts en “Pretty Woman” junto a tu Richard Gere particular.  Te aseguro que todas nuestras clientas que se han decidido a realizar este servicio han salido encantadas y con unas ganas locas de contar todo lo que ha pasado ahí dentro.  Aunque como dicen en Las Vegas:

“Lo que pasa dentro de una limusina, se queda en la limusina”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *