Si lo que buscas es una auténtica cita de ensueño, con un hombre elegante que te lleve de la mano y te haga vivir las emociones más auténticas y genuinas siempre haciendo gala de la más absoluta discreción y profesionalidad has venido al lugar adecuado, sigue leyendo y descubrirás las maravillas de disfrutar de una perfecta cita discreta con tu acompañante masculino favorito en Madrid.

Cita discreta acompañante

La discreción como seña de identidad

Un gigoló, o acompañante de lujo es el tipo de hombre que todas las mujeres desean. Se trata de chicos que poseen un gran atractivo físico pero que además lo acompañan con una profesionalidad, sobriedad y saber estar al alcance de muy pocos. No encontrarás aquí chavales de cuerpos esculpidos en el gimnasio pero sin un ápice de cerebro, como suele ser lo normal en estos casos.

Sólo los hombres más especiales pueden ser acompañantes profesionales, y es que satisfacer las necesidades y demandas de una dama no es nada sencillo y te aseguramos que no todo el mundo va a ser capaz de llevarte a través de todos los placeres que una cita romántica puede ofrecerte, y además hacerlo de una manera tan sutil y profesional.

Porque cuando acudes a un sitio público con un acompañante no quieres que este desentone y que, de algún modo, seas el centro de atención. Al contrario, la verdadera salsa de estas citas consiste en hallar un equilibrio entre sensualidad y compenetración, para que ambos podáis conoceros poco a poco y disfrutéis el uno del otro, en definitiva, disfrutar de una cita lo más discreta posible que te lleve poco a poco por cada una de las deliciosas fases que vas a poder disfrutar en tus propias carnes.

Debes saber que contratar los servicios de un acompañante profesional no significa que estés contratando servicios de sexo, para nada. De hecho, casi la mitad de las usuarias habituales de servicios de acompañamiento no busca sexo para nada, sino el simple hecho de disfrutar de una compañía agradable y atractiva, algo que otros hombres no le pueden ofrecer, y es que encontrar un hombre hecho a medida para ti no es tarea fácil, y menos en este mundo actual que cada día nos parece más superficial.

cita discreta

El éxito está asegurado

Existen mil maneras de afrontar una cita discreta con un gigoló, cada una de ellas distinta a la anterior y ninguna de ellas incorrecta. Debes saber que en este caso eres tú la que va a elegir el rumbo de esta experiencia: esta puede comenzar cómo tú quieras y acabará, por supuesto, en el lugar y momento que tú elijas.

Lo más habitual es elegir un sitio donde ambos podáis quedar y comenzar a conoceros, comenzar a buscar los puntos que tenéis en común, que de seguro van a ser unos cuantos. Así vais a poder hablar de todo lo que se os antoje sin que nadie os moleste y sin que tengas que preocuparte por lo rápido o lento que vaya a pasar el tiempo. Una vez comience tu cita discreta con tu acompañante el tiempo va a ser lo de menos, y de lo único que vas a tener que preocuparte es de disfrutar al máximo de la interesante compañía de uno de estos fascinantes muchachos.

No la más mínima duda; al contratar los servicios de un acompañante profesional todo va a ser cuesta abajo, disfrutarás sin compromiso de una cita discreta y de ensueño adaptada especialmente para ti, para que puedas estar segura de que nada puede salir mal y que te llevarás de seguro un recuerdo impagable de una compañía que habitualmente no vas a poder encontrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *